11.3.13

Literatura y cine

El día de hoy íbamos a ver una película pero sucedió qué... y no pudimos verla. El próximo lunes es de asueto y después vienen las vacaciones, así que regresamos hasta el 1 de abril. Demasiado tiempo sin clases...

Los estudiantes verán la película Melinda y Melinda, de Woody Allen:  http://cuevana.tv/#!/peliculas/4588/melinda-and-melinda

O podrán entrar desde aquí: http://www.cuevana.tv/  y poner en el buscador Melinda y Melinda.
Leerán, además, esta historia del escritor mexicano Juan Villoro, nos darán sus comentarios:
Una sencilla transacción, Juan Villoro

–Un capuchino, por favor.

–Blenvito Trifimex.

–¿Perdón?

–Blenvito Trifimex.

–No entiendo.

–¡Bienvenido a Coffiii–Mex!

–Gracias.

–¿Qué va a querer?

–Ya le dije.

–No oí. Primero tenemos que dar la bienvenida. Es política de la empresa.

–¿También me puede dar un capuchino?

–¿Regular?

–¿“Regular” es un tamaño?

–“Regular” no es un tamaño.

–¿Qué es?

–Es si quiere que sea regular de sabor.

–Quiero que sea bueno de sabor.

–Me refiero a lo que es la cafeína.

–La cafeína no es un sabor.

–“Regular” es el café que no es descafeinado.

–¡Ah!, ¿“regular” es normal?

–Si usted dice.

–Quiero regular.

–¿De qué tamaño lo va a querer?

–Normal.

–¿Normal?

–Perdón, ya me dijo que eso no es un tamaño.

–¿Chico, mediano, grande o extragrande?

–Mediano.

–¿Frío o caliente?

–Caliente.

–¿Con moka, vainilla o canela?

–Canela.

–¿Extra canela?

–Canela regular.

–¿Para tomar aquí o para llevar?

–Para tomar aquí.

–¿Bisquet, galleta, croissant, alfajor?

–Nada.

–¿Pero sí va a querer el capuchino?

–Claro.

–¿Cuenta con tarjeta de descuento Coffiii–Mex?

–No.

–Si tiene tarjeta de descuento, por cada treinta cafés le
descontamos uno.


–No, gracias.

–Y puede participar en la rifa de una cafetera.

–Ya le dije que no me interesa.

–Su pago va a ser en efectivo o tarjeta de crédito.

–Efectivo.

–Son 16,60.

–Aquí tiene.

–¿Quiere redondear para la Asociación Palomas del Mundo?

–Redondee.

–Recibo 20. Tres pesos de cambio.

–Gracias.

–¿Cuál es su nombre?

–Juan.

–En unos minutos lo llaman. ¿Todo fue de su agrado?

–Me gustaría no tener que hablar tanto.

–¿Algo no fue de su agrado? Tenemos libro de quejas.

Todo fue de mi agrado.

–Gracias por preferir “Coffiii–Mex, aroma y confianza”.

–¿Podría cambiarme este billete?

–Ya cerré la caja. Me hubiera dicho antes.

–¿Para abrir la caja tengo que comprar otra cosa?

–¿Bisquet, galleta, croissant, alfajor?

–Olvídelo.

–¿Usted es Juan?

–Le acabo de decir mi nombre.

–Tengo un mensaje en la computadora: no hay canela
regular.


–¿Tienen otro tipo de canela?

–Canela normal.

Pedí canela normal.

–Aquí dice: “regular”. Lo puse en la computadora.

–¡“Regular” quiere decir “normal”!

–Regular es el café, la canela es normal.

–Está bien: ponga canela normal.

–¿Lo molesto con su firma?

–¿Para qué?

–Tengo que anular el pedido y abrir una nueva orden.

–¿Por qué?

–Es por su tranquilidad.

–Me voy a tranquilizar cuando me dé mi café.

–¿Pidió café? ¿No quería un capuchino?

–¡El capuchino es café!

–Es por su tranquilidad. Gracias por su firma.

–¿Me puede dar mi capuchino?

–Está ahí al lado. Desde hace rato.

–¿No dijo que me iban a llamar?

–Sólo llamamos a los clientes que están sentados.

–¡Este café está tibio!

–Llegó caliente. Usted dejó que se enfriara.

–Se enfrió porque no dejaba de hacerme preguntas.

–¿Quiere hablar con el gerente? Su satisfacción es lo
primero. Tenemos libro de quejas.


–¡Quiero un capuchino caliente!

–¿Regular?

–Quiero este capuchino, pero caliente.

–No nos dejan recalentar comida.

–Apenas lo toqué.

–Es por su seguridad.

–Olvídelo. Estoy a punto de tener un ataque.

–El café regular es malo para el corazón.

–Pensé que ustedes no hacían comentarios personales.

–No es nada personal.

–¿Es política de la empresa?

–Tenemos un folleto para clientes con hipertensión
arterial.


–¿Si acepto el folleto me cambia un billete?

–El folleto es gratis. Con eso no puedo abrir la caja.

–El folleto me va a producir hipertensión arterial.

–¿Quiere entrar en nuestro programa de clientes con estrés? Le regalamos un refresco sin fenilalanina.

–Quiero irme. No puedo más.

–Fue un placer atenderlo.

–¡Quiero un mundo que sea regular!

–Que tenga bonita tarde. Gracias por buscar aroma y confianza.

Video: Un capuchino por favor.
 

21 comentarios:

Alejandra Libertad Rivera Rojas dijo...

Melinda y Melinda

Sobre el director:
Woody Allen es un cineasta que desde 1969 se dedica a sacar a la luz una película por año. Sus temas principales son el intentar reflejar a una ciudad, el amor, la religión, el arte y el sexo principalmente a través de tragedias existenciales, comedias y farsas.

Sobre la película:
Melinda y Melinda nos presentan dos caras del cine. Me pareció muy brillante por parte de Woody Allen que recurriera a los más antiguos géneros literarios en los que los pensadores llegaron fijarse: tragedia y comedia.
El fin de la tragedia era llevar al ser humano a la catarsis para así ver la realidad de las cosas e intentar ser una persona lo más correcta posible. La Melinda de la historia trágica nos refleja todos esos excesos (o hybris, según el término literario) por los que debe pagar. Por el otro lado está Melinda cómica, quién tiene un final feliz y va por la vida enfrentando sus problemas de manera humorística.

Lo que más me pareció interesante es que Allen nos muestra que lo interesante de una historia y cómo se forman los géneros no sólo se queda en el 'qué' sino en el 'cómo'. ¿Qué nos cuentan? Una mujer con esposo y dos hijos un día se aburre, tiene una aventura con otro hombre, la descubren, ella descubre que su amante la engañaba y decide matarlo. Así de simple podría ir la historia pero la cosa va más allá. Sí, es muy divertido ver cómo Melinda de ambos mundo intenta comenzar de nuevo y todo lo demás, pero lo importante para mí es la reflexión de Allen sobre dos géneros totalmente distintos, en cómo cualquier historia puede ser contada de distinta manera y dependiendo de cómo se cuente tendremos diferentes resultados, diferente crítica, diferente apreciación.

Me gustó bastante también, el hecho de que Allen se fuera las bases elementales de la tragedia y de una comedia. En la tragedia de Melinda todo es tragedia, los personajes son mediocres, se sienten incompletos y nos cuentan un poco del porqué al menos en alguna parte de su vida llegaron a sentirse infelices. Mientras que en la comedia podemos ver a personas que siempre han sido felices, que tienen dinero y que a pesar de sentirse incompletos (tanto monetaria como sentimentalmente) son capaces de seguir adelante para buscar y encontrar (de manera muy sencilla) la solución de sus problemas.

Quizá hablar del elemento del soundtrack no tiene cabida para los fines de la materia, pero Allen me agrada bastante como compositor y me parece que esta vez de nuevo logra combinar bastante bien su música con las escenas de la película.

Melinda y Melinda me pareció una película muy a la 'Allen', sus reflexiones me parecen interesantes pues esta vez no sólo reflejó el existencialismo humano (como siempre lo ha hecho en la mayoría de sus películas) sino que también dio una muy buena reflexión sobre lo que es la tragedia y lo que es la comedia.

Alejandra Libertad Rivera Rojas

Letras Españolas

Fuentes Tomás José Antonio dijo...

Sobre la película Melinda y Melinda.
Allan Stewart Königsberg (Brooklyn, Nueva York, 1 de diciembre de 1935), es un director, guionista, actor, músico, dramaturgo, humorista y escritor estadounidense. Muy conocido por su nombre artístico Woody Allen, ganador del premio Óscar en cinco ocasiones.
Me gustó mucho, jugar con el mismo personaje en comedia y drama, un personaje polar y como puede así tener coherencia la cinta. Utilizar ciertos simbolismos, como el cigarrillo para representar depresión, la iluminación cambia cuando pasa de una Melinda a otra.
Cuando observé el reparto, me llamó mucho la atención el nombre de Will Ferrel; aunque sigo con la misma percepción de él como actor, y me refiero a que personalmente no me gusta, sin embargo e irónicamente fue esa misma la que me impactó más. De un drama, una situación difícil para Melendi y que se convirtiera en una comedia con un Will Ferrel ahí fue increíble, por supuesto, en apoyo con el ambiente, fotografía y soundtrack en el momento de que la película tomara el lado cómico. Me gustó el contraste que maneja, lo más rescatable que puedo mencionar.

Fuentes Tomás José Antonio
Facultad de Matemáticas UV

José Antonio Fuentes Tomás dijo...

Juan Villoro (Ciudad de México, 24 de septiembre de 1956) es un escritor y periodista mexicano, Premio Herralde 2004 por su novela El testigo.También fue parte del taller de cuento impartido por el escritor guatemalteco Augusto Monterroso. Aficionado al rock (es autor, con Joselo Rangel, de dos canciones cantadas por Café Tacuba), condujo el programa radiofónico El lado oscuro de la luna en Radio Educación entre 1977 y 1981.

Muy graciosa y moderna, veo reflejadas empresas como Burger King o cualquiera otra franquicia de comida rápida, simulando al capitalismo y globalización. La estresante vida de quienes estamos regidos por dicho sistema, dinero y hasta redondeos en apoyo a maratónicos programas de televisión, exhibiendo a gente con discapacidades. Es como cualquier plática que podría escuchar durante una visita a algún restaurante semejante. El vídeo me pareció muy divertido.

Fuentes Tomás José Antonio
Facultad de Matemáticas UV

Marco Antonio García Laguna dijo...

Película “Melinda y Melinda”.
Esta película comienza en una discusión que tienen unas personas que discuten a cerca de la vida o algo así y como cada uno tiene diferentes opiniones la ven de distinta forma.
Una persona se la imagina de una forma un poco chistosa y otra de una forma trágica. La protagonista es Melinda, una mujer que en las dos historias llega a interrumpir una cena de negocios, llega muy mal y lo único que pide es alcohol, esta así debido a los golpes que la vida le ha dado.
La idea que más me gusto de esta película es como de una situación pueden hacer dos historias tan diferentes, el personaje de Melinda si me agrado, porque por un lado es una mujer de muy baja autoestima que solo toma y fuma y por el otro lado es una mujer segura de si misma y capaz de salir adelante.
Las dos historias se me hacen muy interesantes pero la que me gusto más es donde se muestra segura de si y feliz a pesar de las circunstancias.
Algunos temas que se tratan en esta película son: infidelidad, falta de comunicación en la pareja, infelicidad, soledad, depresión, etc. Lo que mas llamo mi atención es la personalidad que se le da al personaje de Melinda es cada historia.

Marco Antonio García Laguna dijo...


“Una sencilla transacción”, Juan Villoro

Juan Villoro nació el 24 de septiembre de 1956, es hijo del filósofo Luis Villoro, estudio sociología en la Universidad Autónoma Metropolitana, es miembro activo en la vida periodística mexicana, escribe sobre diversos temas, como deportes, rock y cine, además de literatura, y muy aficionado al rock.

Esta historia me parece súper chistosa, me hizo recordar muchas veces por las que he pasado esto. Es algo que a todos nos ha pasado pero, pues así es en cada lugar a donde uno va a comer o a tomar algo, llegamos de buenas y salimos muy de malas. Es el trabajo de esas personas y debemos ser tolerantes, aunque a veces si se pasan y nos sacan de quicio.

La idea que tomo del autor es que es una historia real, cómica y muy desagradable para cualquier ser humano, me gusto muchísimo y hasta me hizo reír.

Marco Antonio García Laguna.
Facultad de Pedagogía

Karen Estefanía Olmedo Zenteno dijo...

El lunes pasado por cuestiones técnicas fue imposible ver la película que se tenía prevista, aunque se ha dejado de tarea que se viese, la película "Melinda & Melinda" dirigida por Woddy Allen,
nos muestra al inicio una conversación de 4 personas en una cafetería, una de ellas describe una historia simple sin ningún tinte y pregunta a sus acompañantes sobre qué posible género podría incluirse la trama. Uno de ellos al parecer está familiarizado con la tragedia y el otro con la comedia, es por eso que a lo largo de toda la película esta historia simple es planteada bajo estas dos perspectivas de la vida, intercalándose sin previo aviso, pero fácil de digerir y comprender por el uso de dos elencos diferentes.
Hice hincapié en los actores que participaron en el filme y me di cuenta que el director supo muy bien en qué trama meterlos, por ejemplo, Chloe Sevigny(Lauren), a ella la he visto participar en filmes más serios, tales como "Gummo","Kids" y "American psycho", o Jonny Lee Miller(Lee) a quien he visto en filmes más variados como es el caso de "Trainspotting" o "Hackers" que no son precisamente comedia, y es interesante ver como ellos están en el elenco de la historia trágica. Mientras tanto la otra historia, la comedia, está compuesta por actores como Will Ferrell, Steve Carrell o Amanda Peet, que son actores que están más relacionados a este género.El ambiente que se maneja y como la apariencia de cada persona cambia totalmente la escena es interesantísima, el cabello ondulado y enmarañado de la Melinda trágica, su rostro acabado testigo de las desgracias que ha pasado, y su constante estado de alcohol,pastillas y cigarro, y su historia lúgubre que siempre cuenta, muestran que no es feliz,que está sufriendo y que es fácil de ver. En cambio la Melinda cómico-romántica tiene bien peinado su cabello,un rostro radiante y en el que al inicio no muestra sus ganas de matarse si no más bien el querer llamar la atención, puesto que termina envolviendo a sus vecinos en su historia trágica pero no contada con tristeza si no con simpatía. En general esta película me pareció muy interesante, muy dinámica, maneja los sentimientos y la moral humana en una historia telenovelesca y me pareció entretenida la idea de que la parte cómica de la historia haya estado envuelta en un trasfondo trágico, pues así delante de un fondo triste es más fácil ver cualquier sentimiento que se quiera proyectar.

La profesora también encargó leer una historia corta titulada "Una sencilla transacción" de Juan Villoro, que a mi visión es una típica escena diaria en algún lugar del planeta, al que más de uno ha estado expuesto en algún momento de su vida. Lo que al inicio parece una simple petición se convierte en una triste desesperación por conseguir fácilmente lo que uno quiere y cree merecer, pero en este tipo de locales donde se jactan de que el "cliente tiene la razón" y "la comodidad del cliente es primero" es un eterno suplicio realizar alguna petición,sugerencia o queja por lo que uno termina cediendo a lo que la "política de la empresa" maneje, el cual siempre es una situación frustrante, ¿en dónde quedó la sencillez de pedir un café y que te sea entregado al minuto?, pues bien en estos lugares no lo creo...

Karen Estefanía Olmedo Zenteno
Facultad de Bioanálisis

Alejandra Libertad Rivera Rojas dijo...

Un sencilla transacción

Sobre el autor:
Escritor contemporáneo nacido en 1956, es ganador del premio Herralde por su novela "El testigo"

Sobre la obra:
Me pareció algo muy divertido de leer y un recuerdo a los lugares comunes. En esta ocasión no me refiero a las frases armadas que se usan dentro de la literatura, me refiero, de verdad, a los lugares comunes para los humanos. Esos lugares en donde pasamos un momento de nuestras vidas que nadie jamás nos regresará. Esos lugares que a veces queremos evitar, pero son muy necesarios para conseguir algo que queremos. Normalmente no reflexionamos sobre estos lugares porque son de paso, son sólo una vía para nuestros objetivos y jamás pasamos más del tiempo necesario ahí. ¿Qué pasa cuando perdemos más del tiempo requerido en estos lugares comunes? Pasa que nos damos cuenta de en dónde estamos y que estamos perdiendo el tiempo, y que simplemente queremos que se acabe pronto lo que sea que esté sucediendo mientras nuestros minutos se van perdiendo en algo que nos interesa poco sino es que nada. Más o menos al final del diálogo fui desesperándome por el sólo recordar que a veces por más rápido que queramos hacer una cosa, pasa que algo lo interrumpe y no terminará hasta que tenga que terminar.
Ya había tenido anteriormente una lectura de Juan Villoro y aunque no me desgradó, tampoco fue mi lectura favorita. En esta ocasión fue sin duda algo muy entretenido de leer y aunque un poco desesperante al final resultó algo gracioso pensar en esta situación.

Alejandra Libertad Rivera Rojas
Facultad de Letras Españolas

Miriam Magali Landa Landa dijo...

“Melinda y Melinda”

Esta película me pareció en lo particular muy interesante desde el momento de que inicia ya que parte desde una simple escena en la que los personajes se encuentran en una velada conversando y comienzan a narrar o mejor dicho a ver cómo será que se desenvolverá la historia, todo partiendo de dos sentimientos básicos: la tragedia y la comedia.
Me pareció una buena estrategia la de mostrar, por decir de una manera, “dos historias”, en las que la constante que se puede observar es : Melinda.
Al iniciar la película, la entrada de “Melinda” es de una manera sorpresiva, ya que los personajes se encuentran en escenarios bien planeados y con una dinámica estable, pero al entrar Melinda a escena, hace que se pierda un poco la hilación que se tenía, poniendo a los personajes a improvisar por las situaciones que se desarrollan posteriormente.
A lo largo de la historia, me pude dar cuenta de que la llegada de Melinda hace que las historias de cada uno de los personajes den un giro radical, como un tipo efecto dominó, en el que intervienen varios sentimientos y emociones que desencadenan reacciones inesperadas de los personajes.
Desde mi punto de vista, esta película fue muy interesante, ya que maraca varios aspectos de la vida cotidiana, aspectos en los que cada uno de nosotros podemos vernos involucrados y del mismo modo, muestra como es la manera de respuesta de los personajes.
Algo que me llamó mucho la atención fue que no pensé o mas bien no me esperaba el final, ya que en las escenas que se mostraron al principio pude notar que las parejas eran estables, sin ningún problema… y al final terminaron por separarse involucrándose con otros personajes, como por ejemplo la chava que quería obtener el préstamo con el Director.
En lo particular esta película me pareció muy interesante en cuanto a la trama que se maneja, además del mensaje final que nos deja, ya que al finalizar, nos dicen que hay que vivir la vida ya sea con humor, tristeza, alegría y tragedia… porque “ es un solo viaje” y hay que disfrutarlo al máximo.


Miriam Magali Landa Landa

Facultad de Contaduría y Administración.

Miriam Magali Landa Landa dijo...

“Una sencilla transacción”, Juan Villoro.
Desde sus primeros relatos publicados a fines de la década del ’70, Juan Villoro, con una diestra técnica narrativa, una prosa clara y concentrada, de certera adjetivación y atinado sentido del ritmo, poseedor además de un largo y variado catálogo de recursos, ha venido construyendo una obra que continúa enriqueciendo a través de la práctica de géneros tan diversos como la novela, el cuento, el ensayo, el diario de viajes, la crónica, el artículo periodístico y el libro para niños.
A mi parecer, este cuento se enfoca mucho a algunas situaciones que se nos presentan en el mundo actual, en el que en muchas ocasiones estamos un tanto estresados por trabajos, problemas… y no entendemos en cierta forma el trabajo o comportamiento de las personas que nos rodean.
En este cuento el autor trata de mostrarnos la situación de una manera un tanto graciosa y desde mi punto de vista creo que a la mayoría de nosotros nos ha pasado una situación similar y pues a veces lo vemos como algo desagradable o algo asi y pues en este cuento le encuentro la situación se nos muestra de una manera cómica. Me pareció muy agradable leer este cuento.


Miriam Magali Landa Landa.

Facultad de Contaduría y Administración.

Silvia Esmeralda Contreras Martínez dijo...

Una sencilla transacción
Juan Villoro

Una sencilla transacción es una historia de Juan Villoro (Ciudad de México, 24 de septiembre de 1956). Escritor y periodista mexicano, Premio Herralde 2004 por su novela El testigo.

En esta historia participan únicamente dos personajes, un hombre que va a comprar un capuchino y el empleado de la cafetería. Lo que parecía para el hombre una simple compra de un café se convirtió en una situación algo estresante y desesperante.

En mi opinión, la situación que vivió el hombre de la historia es una situación de la vida cotidiana que en algún momento nos ha tocado vivir a cada uno de nosotros. Algo que me llamo la atención es que el hombre que compra el café esta de muy mal humor, y durante el desarrollo de la historia se enoja cada vez más, y ¿Por qué? Si el empleado únicamente está cumpliendo con su trabajo. Creo que hoy en día vivimos tan rápido por el trabajo, la escuela, etc. que estamos estresados y de mal humor.

En lo personal la historia me pareció interesante y entretenida y creo que al igual que el personaje principal yo también hubiera salido enojada de esa cafetería.

Contreras Martínez Silvia Esmeralda
Facultad de Contaduría y Administración

Silvia Esmeralda Contreras Martínez dijo...

Melinda y Melinda

Esta película fue escrita y dirigida por Woody Allen.

Allan Stewart Königsberg (Brooklyn, Nueva York, 1 de diciembre de 1935), es un director, guionista, actor, músico, dramaturgo, humorista yescritor estadounidense. Muy conocido por su nombre artístico Woody Allen, ganador del premio Óscar en cinco ocasiones.

La película comienza con una reunión de amigos. Uno de ellos describe una historia un tanto simple a partir de la visita sorpresiva de Melinda a casa de unos amigos, quienes ofrecen una cena a sus invitados. Este suceso provoca que 2 personas desarrollen esa misma historia pero desde dos diferentes enfoques o puntos de vista, uno de ellas se va por el lado el dramático y la otra por el cómico.

Ambas visiones se ven representadas y giran en entorno al personaje de Melinda, pero con distinta apariencia.

Desde el lado dramático o trágico esta Melinda con problemas emocionales, que bebe y fuma, la cual muestra una mujer triste e infeliz. En el lado cómico está Melinda, una mujer segura, que enfrenta sus problemas y tiene un final feliz.

Esta película me agrado ya que es interesante, entretenida, dinámica y abarca varios temas, pero principalmente porque combina el drama y la comedia. Dicha mezcla es sumamente interesante puesto el drama está presente en la realidad y con la comedia podemos evadir y sino por lo menos aligerar esa realidad dramática.

Contreras Martínez Silvia Esmeralda
Facultad de Contaduría y Administración

Diana Sabina Cuevas Hernandez dijo...

Melinda y Melinda
Sobre el director:
(Heywood Allen Stewart Konigsberg; Nueva York, 1935) Director, actor y guionista cinematográfico estadounidense. Woody Allen es un cineasta que desde 1969 se dedica a sacar a la luz una película por año. Sus temas principales son el intentar reflejar a una ciudad, el amor, la religión, el arte y el sexo principalmente a través de tragedias existenciales, comedias y farsas.
Sobre la película:
Melinda y Melinda nos presentan dos caras del cine: la comedia y el drama.
La película inicia en una conversación sostenida por un grupo de amigos en una velada y para mi esta tiene por objeto solucionar lo qué es más representativo de la vida, si la comedia o la tragedia. En este confuso medio de opiniones los argumentos que se defienden según la opinión de cada uno de los personajes son muy interesantes, y según a mi punto de vista personal surgen uno de los puntos fuertes de “Melinda y Melinda” el expresar que es en este sueño sereno en donde tal vez se van encontrando los principios de todas las historias y de todos los puntos que giran en torno al tema.
Esta película me gusto mucho desde el momento en que inicia ya que para mi agrado es interesante puesto que abarca varios temas y aspectos de la vida diaria, pero principalmente lo que mas me gusto fue porque combina el drama y la comedia, esta combinación es parte de la vida real ya que el drama está presente en nuestras vidas y con la comedia podemos ser capaces de evitar que el drama nos siga atormentando. Para mi lo que mas llamo mucho mi atención fue el final pues era algo que nunca pensé ni me imagine que sucedería. El mensaje final me gusto mucho ya que nos dicen que hay que vivir la vida ya sea con felicidad o melancolía porque esto es algo único y hay que disfrutarlo al máximo porque no volverá a suceder.
Diana Sabina Cuevas Hernandez
Facultad de Contaduría y Administración.

vero platas dijo...

melinda y melinda
sobre el director: Woody Allen es un director y escritor estadounidense. Ganador del premio Óscar en cinco ocasiones. Es uno de los directores más respetados, influyentes y prolíficos de la era moderna, rodando una película al año desde 1969.1 Allen dirigió, escribió y protagonizó Annie Hall, película considerada por muchos como una de las mejores comedias de la historia del cine, y la cual recibió el premio Óscar a la Mejor película en 1977.

Sobre la pelicula:
la historia abarca dos generos literarios como son la comedia y la tragedia.
por otro lado el director Allen nos muestra en esta pelicula la finalidad que ambas corrientes tienen para hacer reaccionar a las personas es decir la forma en que deben actuar ante ciertas situaciones.
por otro lado siento que la historia tambien trata de temas que hoy en dia son muy vistos, por lo que en lo personal la historia me gusto mucho ya que hace mucho incapie a lo que es la reflexion.

Una sencilla transaccion, Juan Villoro
sobre el autor: Nacio el 24 de septiembre de 1956, estudió sociología en la Universidad Autónoma Metropolitana. También fue parte del taller de cuento impartido por el escritor guatemalteco Augusto Monterroso. Aficionado al rock (es autor, con Joselo Rangel, de dos canciones cantadas por Café Tacuba), realizó los guiones del programa radiofónico El lado oscuro de la luna en Radio Educación entre 1977 y 1981. Ese año fue nombrado agregado cultural en la Embajada de México en la República Democrática Alemana y vivió en Berlín Oriental hasta 1984. Miembro activo en la vida periodística mexicana, escribe sobre diversos temas, como deportes, rock y cine, además de literatura, y ha colaborado en numerosos medios La Jornada por mencionar alguno. En esta dirigió el suplemento La Jornada Semanal entre 1995 y 1998. Ha sido cronista de varios Mundiales. Ha sido profesor de literatura en la Universidad Nacional Autónoma de México.
Sobre la lectura: en lo particular esta historia es algo que ocurre todos los dias en sitios donde se ofrece el servicio de comida rapida y por lo regular siempre salen de malas de estos lugares ya que la larga espera no es nada que le agrade a nadie y menos la falta de atencion que se ofrece.
pero por otro lado deberiamos ponernos un rato en el lugar de las personas que te atienden y siento que seria ahi cuando comprenderiamos el pesado trabajo que desempeñan.
para concluir debo decir que la historia me paracio muy divertida y entretenida.



Veronica Platas Salazar
facultad de Contaduria y Administracion.

Diana Sabina Cuevas Hernandez dijo...

Una sencilla transacción
Juan Villoro
Sobre el autor:
Una sencilla transacción es una historia de Juan Villoro. Escritor y periodista mexicano, Premio Herralde 2004 por su novela “El testigo”.
Sobre la historia:
En esta historia solamente participan dos personajes, el primero de ellos es un hombre que va a comprar un capuchino y el segundo de ellos es el empleado de la cafetería. El pobre hombre se estreso ya que el fue a realizar una compra de un café y esa compra para mi se convirtió en una situación muy estresante y desesperante ya que a lo mejor nunca le había pasado algo así.
A mi me pareció muy agradable leer este cuento ya que lo vi como algo gracioso y divertido
Yo opino que esta es una historia de la vida diaria que en algún momento de nuestra vida nos ha tocado vivir pero en diferentes situaciones, esto a veces nosotros lo vemos como algo desagradable pero en esta historia se nos muestra de una manera divertida pero sobretodo chistosa. Lo que yo me percate de la historia es que el hombre que compra el café esta de mal humor y cada que pasa el tiempo se estresa mas y mas
A mi la historia me gusto mucho ya que la historia me entretuvo y pues yo al igual que el personaje principal también hubiera salido furiosa de la cafetería puesto que quisiera que me atendieran rápido.
Diana Sabina Cuevas Hernández
Facultad de Contaduría y Administración.

Armando Jesus Marquez Alvarez dijo...

“Una sencilla transacción”, Juan Villoro

este cuento me gustó en realidad ya que muestra como algo para nosotros puede ser diferente para otra persona, pero no me gusta el contexto en el que se desarrolla, me estresa solo de pensar que halla alguien que tenga tantas ideas diferentes y que haga todo un lio de un asunto tan sencillo como lo es la compra de un café, me provocó un mini estrés al estar imaginando el tipo de persona que es el empleado, y el sentimiento de coraje y resignación lo comprato con el cliente.

Armando Jesús Marquez Alvarez
facultad de contaduría y administración

Armando Jesus Marquez Alvarez dijo...

Película “Melinda y Melinda” dirigida por Woody Allen

bueno la pelicula me gustó porque habla sobre 2 perspectivas, la melinda tragica y la melinda alegre, me gustaron las tranciciones de una melinda a la otra, algo que no me gustó es ese tema tan usado y por consiguiente para mi aburrido, como es este genero, comedia/drama, no es mi genero favorito, y me gusta mucho el contraste de las acciones de cada melinda, le da un tono dinamico a la pelicula y es lo que la hace entretenida, como siempre me quedo inconforme con los finales de estos tipos de peliculas. pero buena pelicula a pesar de no ser mi genero favorito.

ArmandoJesús Marquez Alvarez
facultad de contaduria y administración

Mildret Meredit Ramirez Alarcon dijo...


Una sencilla transacción. Juan Villoro
Es un texto divertido, creo que a todos nos ha sucedido algo asi, es un momento muy incomodo y molesto. Creo que el hombre que atiende en el negocio de cafe es muy divertido, definitivamente mi atencion estaba en él cuando leí el texto, ¿Cómo hacen esas personas para no reirse de todo lo que dicen? son como maquinas que se aprenden cosas, y a mi parecer el escritor se centró en eso.
El otro hombre que llega seguramente por primera vez a la cafeteria, sin duda tenía un problema, porque nadie se topa con un empleado asi sin reirse a menos que este enojado con la vida o esté amargado. Entonces creo que de eso se trata el texto de hacernos reir un poco de un asunto cotidiano que tal vez no vemos porque estamos tan ocupados y tan aprisa siempre como el cliente.

Melinda y Melinda .Woody Allen

Es una pelicula hasta cierto punto graciosa, nos hace reflexionar sobre las cosas que pasan en nuestra vida diaria y que se vuelven un drama, o tambien de esas que son tan simples y nos hacen ser felices. El contraste de manejar una historia un tanto simple e infeliz con la comedia me parece algo bastante interesante, es de esas peliculas que te mantienen poniendo atencion a lo que dicen los personajes porque sin duda son muy buenos los dialogos.
Retomamos el tema de la infidelidad, la infelicidad y eso que hemos estado tratando, el por que de nuestras vidas, es un tema ya aburrido para mi, pero en este caso diré que me gustó porque la atencion se centar donde debe estar, en los protagonistas, así que, lo qu mas me gustó fue como se manejan los dialogos, casi siempre m aburren las peliculas en donde se habla y se habla pero creo que fue lo mejor, obviamente tambien la historia, pensé que sería aburrida pero, al contrario es bastante entretenida y me gusto.

Meredit Ramirez
facultad de administracion


Karina Flores Castillo dijo...

Una sencilla transacción
El ligero sentimiento de molestia que tengo despues de haber leído estas líneas me deja en claro que el ser humano nunca esta satisfecho. Por una parte un cliente siempre desea que se le trate bien, sin embargo cuando el agobio y el estrés que se lleva en la cabeza es enorme lo único que se pide es un poco de tranquilidad, cosas rápidas y certeras.
Pero quien nos entiende?????
cuando el servicio es deficiente, explota dentro de nosotros un sentimiento de inconformidad y de todas formas la irritabilidad se hace presente logrando mas estres.
La lectura es lo suficiente buena como para lograr en mi cerebro este sentimiento de molestia y de repudio en contra de el vendedor.
El detonante de todo este remolino de emociones es la actitud por parte de los dos personajes uno por su impertinencia y el otro por la falta de pasciencia.

Karina Flores Castillo
Facultad de Contaduria y Administración

Karina Flores Castillo dijo...

Melinda y Melinda
Melinda y melinda parte de una reunión de amigos en un restaurante para desplegar una historia que se nos muestra dividida en dos. Melinda irrumpe por sorpresa en casa de unos amigos, cuando éstos celebraban una cena con invitados. Esta anécdota servirá a dos escritores para desarrollar sus opuestos puntos de vista: por un lado, un drama, que nos enfrente a la realidad de la vida, y por el otro, una comedia con la que podemos evadirnos, precisamente de ese lado trágico. Y es que ambos géneros, en el fondo, están muy unidos.
En una de ellas se cuenta su llegada a casa de su antigua amiga Laurel y su esposo Lee, cuando éstos están ofreciendo una cena a un adinerado productor para que Lee pueda conseguir el papel de actor, y en otra aparece de manera repentina en casa de sus vecinos, una cineasta independiente llamada Susan y su marido.


Se desarrolla con dos historias pivotadas ambas en difíciles y tortuosas relaciones sentimentales, buscando similitud de situaciones y personajes en referencia a ese carácter central, con la diferencia de que una historia resulta enfocada desde un punto de vista dramático y otro planteado como comedia romántica, en una alternancia ágil a nivel narrativa pero bastante enflaquecida en los asuntos tratados, principalmente la relación matrimonial, la desorientación vital tras un fracaso emocional o la búsqueda y el encuentro amoroso.


Karina Flores Castillo
Facultad de Contaduria y Administración

Antony Alan García García dijo...


Melinda y Melinda

Me encanto la forma en la que Allen busca darle ese toque cómico sin dejar de lado el drama yo pienso que un trabajo tan completo como el que el desarrolla en esta cinta no cualquiera lo logra, también me gustó mucho que se combinan situaciones como el romance, la infidelidad, la mala comunicación, el sarcasmo, la melancolía, y para desde mi perspectiva la filosofía que maneja Allen en esta cinta muy buena obra. Las etapas las cuales Melinda sufre es ver como Allen no se aleja de la realidad de varias personas ( tomando en cuenta una noche en parís que es más una obra épica más fantasía ) aquí no aquí puede ser la vida normal de las personas es ver como algo sencilla se transforma en oro claro sabiéndolo tejer como lo hico Allen en este film he visto mejores películas de Allen pero sin duda me hizo reír mucho y es y seguirá siendo una de mis favoritas.

Antony Alan García García
Contaduría

Victoria Lizeth Ramírez Sánchez dijo...

Una sencilla transacción

Juan Villoro nació en México, DF, en 1956. Ha sido agregado cultural en la Embajada de México en la entonces República Democrática Alemana, colaborador en revistas y numerosos periódicos.Fue también jefe de Redacción de Pauta, y director de La Jornada Semanal, suplemento cultural del diario La Jornada, de 1995 a 1998. Actualmente es profesor de literatura en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) e invitado en las de Princeton, Yale, Boston y Pompeu i Fabra de Barcelona.

Simplemente, me encantó. Es obviamente una exageración, hecha con toda la intención de remarcar lo que personas viven día a día, como se ha convertido en todo un lío ordenar una simple taza de café. Creo que tiene un mensaje simple y conciso, la vida es mucho más sencilla de lo que la sociedad ha dictado en los últimos años, de lo complicada que se ha vuelto la vida por situaciones como esta, que nos quitan tiempo, dinero y esfuerzo y de las que a veces quisiera uno huir, evitar, y lamentablemente es muy difícil.

VICTORIA LIZETH RAMÍREZ SÁNCHEZ
FACULTAD DE BIOANÁLISIS