9.4.13

Un cuento de María Luisa Puga

Kathy Hare

Este lunes nos adentramos un poco en el signo lingüístico, su arbitrariedad y el círculo de la comunicación.

Leímos  el cuento "Una, dos, tres por mí", de María Luisa Puga. Conoceremos la experiencia de lectura de los estudiantes.

11 comentarios:

Victoria Lizeth Ramírez Sánchez dijo...

María Luisa Puga fue una escritora y ensayista mexicana.

Este cuento pasó de ser uno de los más sencillos de interpretar,simple y directo, a ser uno de los que más me hizo pensar por su, para mí, escabroso final.

Me agradó bastante desde un principio, a pesar de lo ya comentado, pues mostraba las preocupaciones que a lo mejor sin recordarlo, todos teníamos de niños y su contraste con las de los adultos.

Pero fue justo en la última línea en donde la lectura me sorprendió, ya que creo que nadie se imaginaba algo así y me puso a pensar en como interpretarlo, no quise hacerlo de manera tan literal, a pesar de que todo el cuento es así, pero claro, así resultó. Un giro completamente diferente que te deja pensando en lo efímera que es la vida.

VICTORIA LIZETH RAMÍREZ SÁNCHEZ
FACULTAD DE BIOANÁLISIS

MARCO ANTONIO GARCIA LAGUNA. dijo...

"uno, dos, tres por mi"
María Luisa Puga.

María Luisa Puga es una escritora mexicana, nacida en la ciudad de México el 3 de febrero de 1944 y fallecida el 25 de diciembre de 2004. Premio nacional de novela en 1983 por "las posibilidades del odio" y premio Juan Ruiz de Alarcón en 1996, por el conjunto de su obra publicada.
Esta lectura es parecida a la anterior, en el sentido de que se van de viaje en familia. si me agrado pero la verdad se me hizo un poco aburrida, siento que la autora no logra captar la atención de los lectores al cien por ciento.
Es muy breve y percibí que no alcanza el punto máximo del problema.
Este texto provoco en mi confusión porque en realidad no supe cual era en si el tema principal y que era lo que la autora quería dar entender.
y por ultimo, ese final nunca lo imagine, no había una razón para que la familia completa muriera.

Marco Antonio García Laguna.
Facultad de Pedagogía.

Alejandra Libertad Rivera Rojas dijo...

Una, dos, tres por mí
Sobre la autora:
María Luisa Puga fue una escritora y ensayista mexicana. En el año 2002 empieza a sufrir los dolores causados por una artritis reumatoide, lo que la lleva a escribir en el año 2004 Diario del dolor.

Sobre la obra:
Al inicio el cuento me pareció muy enternecedor, especialmente por la lectura de "De regreso" que tuvimos la semana pasada, pues, de tener una lectura triste y desoladora, en esta ocasión tenemos un relato visto desde un niño, alguien que con toda la inocencia del mundo nos habla de sus angustias y felicidades, esas que no se comparan para nada con el mundo adulto.

Es interesante ver cómo desde el inicio el niño que cuenta la historia se ve influenciado por los pensamientos de los más grandes. Primero por su padre, a quién lo ve como "el rey" del automóvil y lo que más desea es tener su propio auto también. Después, poco a poco, su primo, a tal grado que quiere ser lo mismo que él cuando sea grande.

La mirada infantil que se maneja en el cuento es lo que nos conduce al final inesperado, en buena parte creí que se seguiría la línea de los pensamiento que el niño tenía con respecto a su primo, que el viaje simplemente terminaría o que sus papás harían algo que cambiara la línea argumental de la hsitoria, pero no fue así. Parece ser que ninguna muerte es buena, y todavía me pregunto si fue o no premeditado el que murieran toda la familia, pero me pareció un elemento muy significativo que lo hicieran juntos y después de haber pasado unas vacaciones felices.

Para finalizar, digo que me gustó el cuento, principalmente porque es contado desde la voz de un niño, desde la inocencia que se tiene del mundo y sus situaciones, eso facilita aceptar la muerte del final, pues, sabemos que, como mínimo, el estado de ánimo de los niños era de pura alegría al momento de partir.

Alejandra Libertad Rivera Rojas

Facultad de Letras Españolas

Miriam Magali Landa Landa dijo...

"Una, dos, tres por mí"

María Luisa Puga

Este cuento, me pareció un tanto triste desde el inicio hasta el final.

Me hizo reflexionar mucho, ya que pienso que debemos de vivir y de valorar cada momento de nuestra vida por que no sabemos en que circunstancia o instante podemos dejar este mundo.

También creo que debemos de ser felices y estar conformes con lo que somos, sin querer aparentar o imitar algo o alguien que simplemente no somos.

El final fue muy triste, pero desde mi perspectiva creo que fue una muerte no tan trágica por que murieron en familia, todos juntos y sin sufrir.

Miriam Magali Landa Landa

Administración

Silvia Esmeralda Contreras Martínez dijo...

Una, dos, tres por mí
María Luisa Puga

María Luisa Puga fue una escritora mexicana nacida en la colonia de Anzures de la Ciudad de México, el 3 de febrero de 1944, y fallecida el 25 de diciembre de 2004. Premio Nacional de Novela en 1983 por Las posibilidades del odio, y Premio Juan Ruiz de Alarcón en 1996, por el conjunto de su obra publicada.

María Luisa Puga es autora del cuento " Una, dos, tres por mí". Dicho cuento nos habla acerca de una familia pequeña, integrada por el papá, la mamá y 3 niños, quienes se disponen a viajar a Querétaro, lugar donde pasaran sus vacaciones. Antes de emprender el viaje, uno de los niños, quien era el mayor de los 3, se encontraba indeciso sobre que juguete llevar para jugar con sus primos, a quienes no conocían. Durante el transcurso del cuento se habla de cómo pasan sus vacaciones la familia con sus parientes de Querétaro.

Este cuento me gustó mucho, porque me hace recordar mi infancia, en la cual no las únicas preocupaciones eran acerca de que juguete llevar o a que jugar. También destaca la admiración que se tiene por algún adulto cuando eres niño y tus deseos de ser como ellos cuando crezcas, y la relación de amistad con tus primos o hermanos.

Lo que me pareció totalmente sorprendente es el final del cuento, ya que no me lo esperaba. La familia de regreso a casa se detiene para que pase la fuerte lluvia con granizo. La familia se fue quedando dormida con la música y el gas que intoxica y mata.
Y aunque este final no es muy explícito, se puede inferir las causas de dicho desenlace.

Una, dos, tres por mí es un cuento entretenido y que sin duda alguna te llevara a recordar algún momento de tu infancia.


Contreras Martínez Silvia Esmeralda
Facultad de Contaduría y Administración

MILDRET MEREDIT dijo...


María Luisa Puga fue una escritora y ensayista mexicana. El conjunto su obra publicada tuvo su reconocimiento con el Premio Juan Ruiz de Alarcón, que le fue otorgado en 1996 Dejó cuando menos dos novelas inéditas, además de textos, apuntes y diarios.
Una, dos, tres por mí.
Este texto es uno de los que mas me han gustado porque habla sobre la vida de un niño con todas las “dificultades” de serlo, que termina de una forma tranquila e inesperada. Es una historia que al final te sorprende porque no te imaginarás lo que sucederá.
Lo que mas me gustó de la lectura es la forma en que la autora nos cuenta a detalle los sentimientos de un niño que cree estar “lleno de problemas”, nos muestra la percepción de cuando somos niños y creemos que lo mas simple es un problema. También la manrea en que todo puede sorprender a un niño, la adminración que puede despertar en él cualquier persona, la falsa madurez que adquirimos y creemos que somos responsables de nuestros hermanos y amigos.
Esta lectura en un tanto graciosa pero tambien es tranquila, nos es aburrida aunque maneja un tema de muerte que al final no te deja decepcionado sino un tanto confundido después de contarte un suceso agradable. La lectura es entretenida y te transporta a la infancia, a los sentimientos de no comprender a los adultos ni sentirse comprendido por ellos, a eso que sentiamos caundo jugabamos entre primos y hermanos, que no sólo considerabamos un juego sino como un reto que debíamos ganar.

Mildret Meredit Ramirez Alarcon
facultad de administracion

Diana Sabina Cuevas Hernandez dijo...


EL CUENTO "UNA, DOS, TRES POR MÍ", DE MARÍA LUISA PUGA.
Sobre la autora:
Nació en la ciudad de México en 1944 soñando vivir en diferentes partes del mundo, viajando con sus diarios como los fantasmas que perturban, generado una disciplina intensa que retrata cada sabor, cada olor y abrazo o como ella cito alguna vez “Es como si fuera mi mamá, a la que recurro para acusar al mundo de todas las cosas que me hacen”.
Sobre el cuento:
El cuento me gusto mucho desde que lo empecé a leer, ya que me hizo recordar mi infancia, pues mostraba desde el principio las preocupaciones que todos teníamos de niños, pero por otra parte también quede muy confundida porque no captaba cual era lo principal en este relato.
Para mi el final de la lectura no me pareció bonita ya que me sorprendió porque yo no me imaginaba que fuera a pasar algo así, pero así tenia que ser. Al inicio el cuento me pareció bonito pero conforme iba avanzando me dio mucha tristeza, este cuento es mas bien un relato visto desde un niño, alguien que con toda la inocencia del mundo nos habla de sus angustias y felicidades, esas que no se comparan para nada con el mundo adulto.
A mi lo que mas me gusto ver desde el inicio del cuento como es que el niño de la historia se vea atraído por los pensamientos de las personas adultas, más bien es la admiración que el niño en la vida real tiene por algún adulto desde que eres niño y desearías ser como ellos cuando crezcas.
Diana Sabina Cuevas Hernández
Facultad de Contaduría y Administración

Armando Jesus Marquez Alvarez dijo...

"uno, dos, tres por mi"
María Luisa Puga.

Maria Luisa Puga (ciudad de México, febrero 3, 1944 – diciembre 25, 2004)
En 1980, publicó El aire es azul, novela que plantea una sociedad sin tantas desigualdades. En esa época publicó los libros de cuentos: Inmóvil sol secreto y Accidentes.


El cuento me gustó mucho, ya que habla sobre las vivencia de los niños, y su vida, en como puede tener ya dificultades a esa edad, el como puede llegar a sentir ese nivel de admiración al nivel de querer se como otra persona, me provocó alegría ya que habla sobre una familia normal y feliz, muy contrastante con el cuento anterior, me provoca sentimiento de libertad de hacer las cosas que cada persona quiera, del cariño que se le llega a tomar a los juguetes cuando somos niños, el final me parecio un poco difuso, ya que la ultima linea me parecio algo extraña, sería un extraño fin para un cuento como ese, en general me gustó el cuento y mas con ese final que te deja en incertidumbre y a tu percepción del final, que a mi parecer fue un toque contrastante entre el desarrollo y el final.


Armando Jesús Márquez Alvarez
Facultad de Administración

Karina Flores Castillo dijo...

“Una dos tres por mí”
María Luisa Puga
Este cuento me hace recordar mi infancia, porque siempre cuando íbamos a casa de mis tíos o cuando mis tíos venían a la mía, era muy bonita la convivencia de los primos, todos sin duda alguna queríamos llevar juguetes para compartirlos o simplemente para presumirlos, los primos más grandes cuidando siempre a los pequeños, las mamás cocinando, los papás viendo el partido, o algo así, y claro en la lectura Enrique no conocía muy bien a sus primos, pero jamás pensó que iba a disfrutar a lo máximo este paseo, y que lo admiraron por ser el mejor jugando a las escondidas. Antes este juego era tradicional para los niños, todos lo jugábamos, y es triste ver que este tipo de juegos ya no los practican mucho los niños, no sé a qué jueguen ahora, pero imagino que solo juegan con videojuegos y cosas por el estilo.
Y claro la admiración que muestra por Guadalupe, su primo mayor, pues al ver todas las cosas que hacía, simplemente quería imitarlo y ser como él, hasta cambió su forma de pensar en que quería ser cuando fuera grande, doctor!
Es muy feo olvidar tus juguetes cuando eres niño por que no sabes si van a regresar a ti, aunque después lo olvidas todo.
El final no me lo esperaba, jamás pensé que fuera así, pero suele suceder, nadie tiene la vida para siempre, y todos tarde o temprano vamos a morir, con el último párrafo de la lectura concluyo en que se asfixiaron dentro del coche y en eso termino la familia de enrique.

Karina Flores Castillo
Facultad de Contaduría y Administración

Fuentes Tomás José Antonio dijo...

María Luisa Puga (México D. F., 3 de febrero de 1944-†25 de diciembre de 2004) fue una escritora y ensayista mexicana.1 Tras la muerte de su madre, pasa su infancia en Acapulco. La adolescencia la pasa en Mazatlán, y después de volver a México D. F., en el año 1968 se traslada a Europa, para después establecerse en Nairobi.2 Después de volver a la capital mexicana, decide trasladarse a vivir a una casa en un bosque de a orillas del lago Zirahuén, en Michoacán. En 1995 es secuestrada, y recoge esa experiencia en la novela Nueve madrugadas y media. En el año 2002 empieza a sufrir los dolores causados por una artritis reumatoide, lo que la lleva a escribir en el año 2004 Diario del dolor. En diciembre de 2004 se le detecta un cáncer de hígado y ganglios en estado avanzado, falleciendo a las tres semanas.

Me recordó a mi infancia, a ese coraje por no poder llevar mis juguetes porque era una carga más para el coche, a los berrinches que hacíamos por algo tan importante como nuestros juguetes y a la admiración a nuestro papá al volante. Me recordó a mis preocupaciones que tenía de niño, tan simples ahora pero tan complejas antes. El final me impactó, fue tanta mi empatía con Enrique que me impactó mucho. Pero muestra los giros que puede dar la vida desde tan temprana que es.

Fuentes Tomás José Antonio dijo...

María Luisa Puga (México D. F., 3 de febrero de 1944-†25 de diciembre de 2004) fue una escritora y ensayista mexicana.1 Tras la muerte de su madre, pasa su infancia en Acapulco. La adolescencia la pasa en Mazatlán, y después de volver a México D. F., en el año 1968 se traslada a Europa, para después establecerse en Nairobi.2 Después de volver a la capital mexicana, decide trasladarse a vivir a una casa en un bosque de a orillas del lago Zirahuén, en Michoacán. En 1995 es secuestrada, y recoge esa experiencia en la novela Nueve madrugadas y media. En el año 2002 empieza a sufrir los dolores causados por una artritis reumatoide, lo que la lleva a escribir en el año 2004 Diario del dolor. En diciembre de 2004 se le detecta un cáncer de hígado y ganglios en estado avanzado, falleciendo a las tres semanas.

Me recordó a mi infancia, a ese coraje por no poder llevar mis juguetes porque era una carga más para el coche, a los berrinches que hacíamos por algo tan importante como nuestros juguetes y a la admiración a nuestro papá al volante. Me recordó a mis preocupaciones que tenía de niño, tan simples ahora pero tan complejas antes. El final me impactó, fue tanta mi empatía con Enrique que me impactó mucho. Pero muestra los giros que puede dar la vida desde tan temprana que es.
Fuentes Tomás José Antonio
Facultad de Matemáticas UV