6.5.13

Charles Bukowski

Hoy continuaron las exposiciones de los estudiantes y leímos un cuento que nos recomendó uno de los estudiantes, "No hay camino al paraíso" de Charles Bukowski.

También dimos lectura a una parte de Brevario de la fabada, de Paco Ignacio Taibo I.

12 comentarios:

Karina Flores Castillo dijo...

"No hay camino al paraíso"
Charles Bukowski
Charles Bukowski, bautizado como Heinrich Karl Bukowski , fue un escritor y poeta estadounidense nacido en Alemania.
Nació en 1920 en la localidad alemana de Andernach. Su madre Katharina Fett, era alemana nativa, mientras que su padre era estadounidense de ascendencia polaca. Se casaron un mes antes de que Charles naciera.
A menudo fue erróneamente asociado con los escritores de la Generación Beat, debido a sus similitudes de estilo y actitud. La escritura de Bukowski está fuertemente influida por la atmósfera de la ciudad donde pasó la mayor parte de su vida, Los Ángeles. Fue un autor prolífico, escribió más de cincuenta libros, incontables relatos cortos y multitud de poemas. A menudo es mencionado como influencia de autores contemporáneos y su estilo es frecuentemente imitado. Murió de leucemia en 1994, a la edad de 73 años. Hoy en día es considerado uno de los escritores estadounidense más influyentes y símbolo del "realismo sucio" y la literatura independiente.

En mi opinión a la lectura, llena mi mente de pensamientos perversos, jajaja, es que me cuesta demasiado imaginar a las personitas que llevaba Dawn en aquella jaula, y que segun ella compro a los cuatro para poder olvidarse de los hombres, satisfaciendo sus necesidades sexuales, exitandose mientras veía como fornicaban aquellas personitas de 10 cm. Aunque tambien me hace pensar si era una forma de atraer hombres, por que de cierta manera al llegar al bar envuelve al narrador llamado Hank, y lo envuelve con comentarios que ponen locos a los hombres, como es hablar de sexo y cosas sucias, obviamente el se siente atraído, y claro, a quien le dan pan que llore. Pense demasiado en la parte en la que Hank piensa en si todas las personas estuvieran haciendo el amor, es como si para el fuera todo tener relaciones sexuales. Y me queda como reflexión si en esta sociedad ya se han terminado los valores morales, que al conocer al primer hombre vas y lo metes a tu casa y tienes relaciones sexuales y ya dices que lo amas, y es que estos actos se sucitan muy a menudo en la juventud.

Karina Flores Castillo
Facultad de contaduria y Administración

Alejandra Libertad Rivera Rojas dijo...

No hay camino al paraíso

Sobre el autor:
Charles Bukowski (Andernach, 1920 - San Pedro, California, 1994) Escritor estadounidense. En la línea del anticonformismo californiano de la generación beat y utilizando un lenguaje agresivo y una temática marginal, a menudo obscena o violenta, elaboró una obra singular, entre cuyos títulos destacan El cartero (1971), Escritos de un viejo indecente (1969), Ordinaria locura (1976) y Música de cañerías (1983).

Sobre la obra:
Esta es una de las pocas obras absurdas (fuera del teatro) que me ha parecido de lo más graciosa. El elemento fantástico de los hombresitos en miniatura me pareció genial, principalmente por los montones de problemas que muestran al relacionarse socialmente entre ellos, y lo más divertido, al menos para mí, es la naturalidad con la que el narrador y Dawn lo observan y se sienten tan influenciados por su comportamiento, que en un momento terminan imitándolos de la mejor manera: al hacer el amor en una escena en donde todos participan. Me parece, pues, que Bukowsi y su realismo sucio nos contagian de nuevo, es muy divertido ver como los seres humanos somos sociales y sexuales por naturaleza e incluso a veces utilizamos estas dos partes de nuestra naturaleza para sentirnos bien con nosotros mismos.
Si "¿Quién se lleva a Blanca?" me había parecido el mejor cuento, creo que he cambiado de opinión, Bukowski me me pareció un muy buen cuentista y sobre todas las cosas, muy divertido.

Alejandra Libertad Rivera Rojas
Facultad de Letras Españolas

Silvia Esmeralda Contreras Martínez dijo...

"No hay camino al paraíso"
Charles Bukowski

Sobre el autor:
Charles Bukowski (Andernach; 16 de agosto de 1920 - Los Ángeles; 9 de marzo de 1994), fue un escritor y poeta estadounidense nacido en Alemania.

Fue un autor prolífico, escribió más de cincuenta libros, incontables relatos cortos y multitud de poemas. A menudo es mencionado como influencia de autores contemporáneos y su estilo es frecuentemente imitado. Murió de leucemia en 1994, a la edad de 73 años. Hoy en día es considerado uno de los escritores estadounidense más influyentes y símbolo del "realismo sucio" y la literatura independiente.

Sobre la obra:
"No hay camino al paraíso" trata sobre un hombre que se encuentra en un bar, en un estado de confusión y algo cansado de la vida. En este lugar él conoce a Dawn, una mujer hermosa pero que ha tenido muy mala suerte en el amor. Dawn tiene 4 individuos de apenas 10 cm de estatura: 2 hombres y 2 mujeres. Con ellos Dawn se entretiene mirándolos y piensa que tenerlos es como no tener ninguno de los problemas, pero tenerlo todo presente.

Los diminutos individuos muestran una vida muy similar a la de los seres humanos normales. Está el típico hombre que juega con las mujeres, la mujer buena que sufre por un mal hombre que no la quiere, el hombre bueno que ama y no es correspondido y la mujer que es vista como objeto de deseo.

En este cuento podemos percibir situaciones que despiertan nuestro interés y emociones como lo son las decepciones amorosas, el amor no correspondido, el triángulo amoroso, los celos y la venganza, con lo que nos damos cuenta de la complejidad de las relaciones humanas.

Este cuento me agrado, es una historia muy diferente a las que hemos leído. Me sorprende como a través de los individuos el autor intenta mostrar las relaciones humanas, pero aún mas como a pesar de ser una historia fuera de este mundo, es mostrada con tanta naturalidad.


Contreras Martínez Silvia Esmeralda
Facultad de Contaduría y Administración

Miriam Magali Landa Landa dijo...

Sobre el autor:

Fue un escritor estadounidense. En la línea del anticonformismo californiano de la generación beat y utilizando un lenguaje agresivo y una temática marginal, a menudo obscena o violenta, elaboró una obra singular, entre cuyos títulos destacan El cartero, Escritos de un viejo indecente, Ordinaria locura y Música de cañerías.

Sobre el cuento.

Este cuento, me pareció muy chistoso y algo fantasioso por el asunto de los personajes pequeños y las situaciones en las que se veian involucrados.

La forma en la que el autor desarrolla el tema me pareció algo muy interesante por que aborda temas no tan comunes con un toque de gracia... fue algo que me pareció unico del cuento y del autor.

Tambien la trama me parecio muy acertada... ya que el autor fue muy descriptivo al desarrollar el cuento... El cuento me gusto.

Miriam Magali Landa Landa

Victoria Lizeth Ramírez Sánchez dijo...

"La obra de Charles Bukowski recibió tantas críticas negativas como positivas. Se le acusó de practicar un estilo soez como mero exhibicionismo literario y de reiterar sus obsesiones de modo efectista. Otros críticos, en cambio, realzaron su autenticidad y su condición de escritor maldito." Biografías y vidas.

Este cuento me agrado precisamente por lo que fue criticado, no había leído algo similar de un autor renombrado que fuera tan libre y exhibicionista y es lo que lo hace interesante.

Adentrándome más en el texto, quise pensar en un principio que los hombrecitos eran mera ficción,fantasía,como otros libros que he leído. Sin embargo me parece que debe de haber un significado más profundo, por la situación social que engloba,como es obtener sexo casual en un bar, cosa que no es usual leer.

VIctoria Lizeth Ramírez Sánchez
Facultad de Bioanálisis.

Diana Sabina Cuevas Hernandez dijo...

“No hay camino al paraíso” de Charles Bukowski
Sobre el autor:
Charles Bukowski nació en Andernach, en Alemania, en 1920. Lo trasladaron a los dos años a Los Angeles, donde ha residido siempre. Su infancia estuvo marcada por constantes enfrentamientos con su padre y desaveniencias con su madre, en un entorno familiar acosado por la violencia, el paro y el enrarecido ambiente patriótico norteamericano durante la Segunda Guerra Mundial. También estuvo marcada por una terrible infección de acné en la piel, que le dejó marcas en la cara para el resto de su vida, y por su afición al boxeo y a las bibliotecas. Durante muchos años sobrevivió en la jungla urbana, entre empleos episódicos, peleas y borracheras sin destino. Durante muchos años, y tras un breve paso por la universidad, se ganó la vida con trabajos manuales temporales, espaciados por los periodos de vacaciones que se tomaba cuando tenía suerte en las apuestas del hipódromo, afición que reflejó continuamente en su obra. Empezó a escribir cuentos muy joven pero, tras un primer relato publicado por una revista en 1944, abandonó la literatura por un espacio de diez años, en los que “No hay camino al paraíso” de Charles Bukowski
Sobre el autor:
Charles Bukowski nació en Andernach, en Alemania, en 1920. Lo trasladaron a los dos años a Los Angeles, donde ha residido siempre. Su infancia estuvo marcada por constantes enfrentamientos con su padre y desaveniencias con su madre, en un entorno familiar acosado por la violencia, el paro y el enrarecido ambiente patriótico norteamericano durante la Segunda Guerra Mundial. También estuvo marcada por una terrible infección de acné en la piel, que le dejó marcas en la cara para el resto de su vida, y por su afición al boxeo y a las bibliotecas. Durante muchos años sobrevivió en la jungla urbana, entre empleos episódicos, peleas y borracheras sin destino. Durante muchos años, y tras un breve paso por la universidad, se ganó la vida con trabajos manuales temporales, espaciados por los periodos de vacaciones que se tomaba cuando tenía suerte en las apuestas del hipódromo, afición que reflejó continuamente en su obra. Empezó a escribir cuentos muy joven pero, tras un primer relato publicado por una revista en 1944, abandonó la literatura por un espacio de diez años, en los que sentó los cimientos de su leyenda alcohólica. sentó los cimientos de su leyenda alcohólica.
continua

Diana Sabina Cuevas Hernandez dijo...

Empezó a publicar poesías y relatos cortos en revistas underground, hasta que a los 49 años, después de haber trabajado los últimos 20 en el servicio de correos (como repartidor), dejó el trabajo y se dedicó sólo a escribir, su fruto fue Cartero (1970), su primera novela. A ésta seguirían otras cinco, todas protagonizadas por Henry «Hank» Chinaski, alter ego del propio Bukowski. El éxito lo convirtió en escritor de culto y poco a poco su popularidad se extendió más allá del nuevo continente. Las lecturas de poesía y esporádicos viajes (uno de ellos a Europa, visitando su pueblo natal y reencontrándose con familiares lejanos) convirtieron sus últimos años de vida en una constante lucha contra la comodidad y el aburguesamiento, y fruto de ello publicó Peleando a la Contra, un auténtico testamento oficial y la auténtica biografía de Charles Bukowski.
Sobre el cuento:
Yo pienso que en el cuento están inculcados los sentimientos que rodearon la vida de Bukowski: el sentimiento de pérdida constante, las decepciones amorosas. Los hombrecitos apenas posados en la barra, demuestran no ser muy distintos de los humanos en tamaño natural. Un hombrecillo abofetea a una de la pequeñas mujeres a la vez que grita "¡tú, perra!" Él no quiere saber más de ella, pero ella se retuerce en lágrimas pidiéndole que no la deje, le dice que lo ama, que se matará si él la abandona. Nada de eso le importa al pequeño hombre. El otro hombrecito se siente de suerte, "si tú no la quieres yo me quedo con ella, yo la amo". De igual modo, a la mujercilla no le importa. La pequeña no ama a nadie más que aquel que la desprecia, mismo que se arroja a besar a la otra mujercita. Me pareció como el soneto de sor Juana Inés de la cruz, el que ingrato me deja busco amante ya que una de las mujeres quiere a George pero este no la quiere y en cambio el otro hombrecillo si la quiere pero este no le hace caso.
continua

Diana Sabina Cuevas Hernandez dijo...

La dueña de la gentecilla los presenta al hombre que la acompaña en la barra: George para mi es un poco hombre ya que el hace sufrir a Anna la enamorada de George, Marty es quien ama a Anna y finalmente Ruthie, el nuevo objeto de deseo de George. En lo consecuente de la narración, George tiene sexo con Ruthie, Anna se acuesta con Marty por despecho, Hank hace el amor con Dawn y George se convierte en eunuco al ser castrado por la vengativa Anna, misma que termina encerrada en la jaula gritado con desesperación: "¡mataré a todo el mundo!"
Desconcierta la tranquilidad y alienación con que los personajes observan a las personitas. Es como si estuviesen viendo un programa de televisión, como si espetarán la galería de sus propios recuerdos, de su propia humanidad.
La verdad a mi me fue muy difícil leer el relato y no pude cambiar de ánimo, preguntaba sobre las relaciones entre personas, donde pareciese que el amor lo complica todo. El cuento me pareció demasiado interesante ya que nos brinda imágenes de gran familiaridad.
Finalmente, los pequeños humanos pasan de ser un elemento de ficción a transformarse en un pretexto para mostrar esa condición humana que bien llegó a imprimir Bukowski en el relato. Después de todo sólo en este mundo de la decadencia es que personajes tan dispares como Hank y Dawn pueden encontrarse, en palabras de Bukowski, "una cucaracha y un águila" pueden hacer el amor. Esa es una de las frases que encontré de el.

Diana Sabina Cuevas Hernández
Facultad de contaduría y administración

MILDRET MEREDIT dijo...

"No hay camino al paraíso" Charles Bukowski

sobre el autor...
Andernach, 1920 - San Pedro, California, 1994) Escritor estadounidense. En la línea del anticonformismo californiano de la generación beat y utilizando un lenguaje agresivo y una temática marginal, a menudo obscena o violenta, elaboró una obra singular, entre cuyos títulos destacan El cartero (1971), Escritos de un viejo indecente (1969), Ordinaria locura (1976) y Música de cañerías (1983).


sobre la obra:

me gustó bastante, porque no es romantica, pero igual habla de relaciones amorosas, me gustan las lecturas sin inhibiciones, que el autor no tenga tapujos al hablar, y que transmiten exactamente lo que quieren, el lenguaje que usa es bastante interesante, a pesar de que usa palabras fuertes no nos transmite una idea vulgar, al contrario es divertida y cruda pero no deja de ser una obra genial.
No me pareció nada aburrida y toda la lectura desde el principio es graciosa, los personajes son todos necesarios no como en algunas lecturas en donde ciertas caracteristicas son como de relleno. Me parece que el toque fantastico que el autor dio a su obra es interesante y creativo, el tema es bastante comun pero el autor le dio un toque muy personal y pareciera que el tema es nuevo. En general me gustó bastante este texto.
FACULTAD DE ADMINISTRACION
MILDRET MEEREDIT RAMIREZ ALARCON

Armando Jesus Marquez Alvarez dijo...

"No hay camino al paraíso" de Charles Bukowski.


vida y obra:
Charles Bukowski, bautizado como Heinrich Karl Bukowski (Andernach; 16 de agosto de 1920 - Los Ángeles; 9 de marzo de 1994), fue un escritor y poeta estadounidense nacido en Alemania.

A menudo fue erróneamente asociado con los escritores de la Generación Beat, debido a sus similitudes de estilo y actitud. La escritura de Bukowski está fuertemente influida por la atmósfera de la ciudad donde pasó la mayor parte de su vida, Los Ángeles. Fue un autor prolífico, escribió más de cincuenta libros, incontables relatos cortos y multitud de poemas. A menudo es mencionado como influencia de autores contemporáneos y su estilo es frecuentemente imitado. Murió de leucemia en 1994, a la edad de 73 años. Hoy en día es considerado uno de los escritores estadounidense más influyentes y símbolo del "realismo sucio" y la literatura independiente.


sobre la lectura:

yo pienso que la manera en que el autor describe las situaciones y se expresa mediante los hombrecitos representan la sexualidad inhibida de parte de una persona y su placer al observar lo que obviamente como hablaba en la obra la mujer no quiere obtener por alguna falla amorosa, me gustó la obra por el modo en que el autor es libre de inhibiciones sobre tematicas que generalmente en las narraciones no se observa y me llama la atención el lenguaje crudo con el que trata las situaciones sexuales, la obra me provocó un sentimiento un poco cohibido ya que no estoy acostumbrado a leer en voz alta o casi nunca ese tipo de narraciones, en general me gusta esa narración, ya que nos libera de lo común y nos hace ver la sexualidad de una manera común.

Armando Jesús Márquez Álvarez
Facultad de Administración

Karen Estefanía Olmedo Zenteni dijo...

Considero que la lectura de "No hay camino al paraíso" de Charles Bukowsky fué entretenida, tuvo una temática diferente en comparación a las anteriores lecturas del curso,como ya había mencionado un compañero.
Sentí la trama como realismo fantasioso, con lenguaje coloquial y una narrativa cruda, que aborda el vouyerismo y mucha sexualidad,no había leido antes a bukowsky pero me ha gustado.Una lectura recomendable.

Karen Estefanía Olmedo Zenteno.
Facultad de bioanálisis.

Fuentes Tomás José Antonio dijo...

Charles Bukowski, bautizado como Heinrich Karl Bukowski (Andernach; 16 de agosto de 1920 - Los Ángeles; 9 de marzo de 1994), fue un escritor y poeta estadounidense nacido en Alemania.
A menudo fue erróneamente asociado con los escritores de la Generación Beat, debido a sus similitudes de estilo y actitud. La escritura de Bukowski está fuertemente influida por la atmósfera de la ciudad donde pasó la mayor parte de su vida, Los Ángeles. Fue un autor prolífico, escribió más de cincuenta libros, incontables relatos cortos y multitud de poemas. A menudo es mencionado como influencia de autores contemporáneos y su estilo es frecuentemente imitado. Murió de leucemia en 1994, a la edad de 73 años. Hoy en día es considerado uno de los escritores estadounidense más influyentes y símbolo del "realismo sucio" y la literatura independiente.

En mi opinión, la lectura me muestra una cruda imagen de los personajes, del sexo muy explícito al punto de verlo como algo normal entre ellos. Algo fantasiosa por los pequeños personajes que intervienen. Sin embargo me emociona saber que la lectura que he recomendado se haya leído dentro del aula de clase. Y sí, es una lectura no tan agradable por no estar dentro de una moral, por no estar tan aceptada socialmente y pues qué más se puede esperar del escritor.
Debo reiterar que la causa de que haya recomendado este cuento es porque había notado que la mayor parte de las ocasiones hemos acudido a cuentos que muestran romanticismo, en este no lo fue.
(Es un comentario que he enviado con demora, sin embargo tenía que hacerlo por el interés del cuento y dar lectura a los de mis compañeros.)
Fuentes Tomás José Antonio.
Facultad de Matemáticas UV.